Es el momento para el emprendedor hacer valer sus cualidades para aportar su contribución a la salida de la crisis. En estos tiempos dificiles, el trabajador solo puede sufrir las consecuencias de la crisis, adaptarse a ella y esperar que todo vuelva a la normalidad.

Omitiendo las acciones que pueda hacer el gobierno, quien tiene la palabra es el empresario. Es el empresario quien debe hacer su trabajo, creando empresas, creando puestos de trabajo, buscando nuevas lineas de negocios y haciendo lo necesario para evitar despidos.

La falta de liquidez en el mercado tambien puede ser solucionado por el empresario, ya que de nuevo no es el trabajador quien debe sacar sus ahorros y gastar en tiempo de crisis, ya que es su única seguridad si la empresa le falla. Sin embargo el empresario debe gastar el dinero en inversiones y desarollo, y es su rôl de asumir estos riesgos. Actuando de esta forma conseguimos que el dinero invertido sirva a otras empresas para que a su vez realize inversiones, … en definitiva que corra el dinero y haya liquidez en el mercado, señales de inicio de recuperación y de confianza. He de notar que el requisito para que el empresario pueda invertir es que los bancos o las instituciones tomen tambien su parte de riesgo prestando el dinero. Esto puede hacerse mediante la línea ICO. Por lo tanto hasta que la concesión de créditos no vuelva a la normalidad, todo seguirá bloqueado.