¿Cuales son las medidas que se han tomado para frenar la crisis y devolver la confianza a los mercados?

Hablo aquí de medidas globales, ya que las cifras demuestran que estamos pasando por la peor crisis desde los años 30. Jugar en solitario no será suficiente, el capitalismo busca globalización, también debe ser así en caso de crisis.

  1. El banco Central Europeo ha inyectado ya más de 110 millones de euros en el eurosistema. Objetivo: Aumentar la liquidez en los mercados.
  2. Aumentar de 20 000 euros a 40 000 euros la garantía de todos los bancos Europeo. Aunque sea una medida global, se lamenta que países recién llegado en la zona EU no hayan querido ir mas allá como pretendían la mayoría de los países. Algunos países como Francia ya garantizaban hasta 70 000 euros antes de esta cumbre. Objetivo : Restablecer la confianza de los ciudadanos en la fortaleza de la economía Europea.
  3. Disminuir el tipo de interés a 3,75%. Esta medida fue tomada a nivel mundial. Objetivo: Relanzar la economía. El tipo de interés es el precio del dinero, y aunque se puede felicitar esta medida sin precedente, de nada sirve bajar el precio del dinero si no hay dinero en los mercados. Y menos aun si al día siguiente se anuncia una subida del EURIBOR. Si sube el tipo de interés, sube el euribor. Pero si baja, ¿por qué no baja el euribor, principal causante del ahogamiento en las hipotecas? Esto no genera confianza.

    Pero las medidas contra la crisis son insuficientes. Se suceden las jornadas negras en todas las bolsas europeas, -7% en Nueva Cork, -9% en Paris… se están conociendo records a la baja, la crispación de los inversores no se ha aplacado con estas medidas.

    Dominique Strauss-Kahn, Director del Fondo Monetario Internacional (FMI) y ex ministro de economía de Francia, anunciaba ayer en una rueda de prensa la urgente necesidad de coordinación europea ya que estamos antes un caos de medidas en solitario, que no sirven de nada. Estimaba que se necesitarían 1.200 Billones de euros para aplacar la crisis. El mundo está al borde de una Recesión que podría durar 2 o 3 años, si los países desarrollados no se ponen de acuerdo en aplicar medidas juntos.